Mitos sobre los análisis clínicos


Los análisis clínicos  son herramientas fundamentales para los médicos, ya que permiten el realizar un diagnóstico certero de muchos padecimientos comunes, además que los pueden ayudar a prevenir enfermedades. Sin embargo, existen muchos mitos sobre los análisis, que pueden influir en el monitoreo de la salud de las personas, por ello, a continuación, analizaremos los principales mitos de éstos.

El primer mito común dice que la prueba de VIH puede realizarse inmediatamente después de tener un contacto de riesgo. Muchas personas que piensan tuvieron en riesgo de contagiarse con el virus de inmunodeficiencia humana creen que las pruebas y análisis sanguíneos pueden detectar la infección de manera inmediata.

La realidad es que después del contacto con el virus existe un tiempo y un proceso en el que el virus se replica y el sistema inmunológico produce los anticuerpos para combatir el virus. Por lo que para obtener resultados confiables se recomienda esperar hasta tres meses para realizarse la prueba.

Un segundo mito dice que es confiable realizarse una prueba de embarazo, aunque no exista un retraso menstrual. Los exámenes de embarazo son una prueba bastante fiable, sin embargo, su precisión puede variar si no se lleva a cabo en el momento adecuado, para obtener un resultado confiable se recomienda se realice hasta el tercer día de retraso del período menstrual.

Esto se debe a que en el caso de que estén embarazadas se debe esperar hasta el momento que exista una mayor presencia de hormona Beta HCG. De igual manera, se puede realizar pruebas cualitativas en sangre y orina que les aportarán un resultado más fiable, también se puede realizar un examen para calcular el tiempo de gestación, mediante una prueba de fracción Beta cuantitativa.

El tercer mito que es muy común dice que las pruebas para detectar alergias son procedimientos dolorosos, molestos e invasivos. Hoy en día la ciencia médica ha avanzado con rapidez, por lo que existen pruebas que son muy precisas y detectan alergias mediante una extracción sanguínea sencilla en laboratorios clínicos  y que no generan efectos en los pacientes.

A diferencia de las pruebas tradicionales de punción cutáneas, los análisis de alergia en sangre se pueden realizar de manera segura, sin importar la edad, dermatopatía, medicación, los síntomas o si existe alguna enfermedad.

El cuarto mito que se comenta regularmente es que si salen bien en la prueba de glucosa es indicación que se lleva un buen control en los pacientes diabéticos. Esto no es necesariamente cierto, puesto que un gran porcentaje de los pacientes con diabetes suelen hacer trampa en estos exámenes para no recibir una llamada de atención de parte de sus médicos, por lo que se cuidan días previos a los exámenes, lo que deriva en una disminución de los niveles de glucosa, contrario a lo que manejan día a día con sus hábitos alimenticios cotidianos.

La mayoría de los pacientes desconocen que existe una prueba que puede indicar cuál ha sido el promedio de glucosa que han tenido en los últimos tres meses: la prueba de hemoglobina glucosilada (HbA1c), la cual ayuda a los médicos para determinar cómo ha sido su verdadero control glucémico en las personas que sufren diabetes.

El quinto mito que podemos mencionar de los análisis clínicos   solo la gente adulta o con sobrepeso puede llegar a padecer altos niveles de triglicéridos y colesterol. Por lo general, este tipo de padecimientos se presentan más en la edad adulta, ya que a partir de los 45 años en hombres y 55 en las mujeres se procesan con mayor lentitud.

Sin embargo, se trata de un problema que es cada vez más frecuente en personas jóvenes y adolescentes, sin importar su peso. Dentro de los principales factores que pueden provocarlo son la inactividad física o el sedentarismo, una dieta rica en grasas saturadas, así como factores genéticos y hereditarios.

El sexto mito que es muy común entre las personas, sobre todo los padres primerizos, es que la prueba de Tamiz ampliado sirve para prevenir enfermedades en los recién nacidos. La realidad es que el objetivo de este análisis es detectar enfermedades, no prevenirlas.

Existe una gran variedad de enfermedades hereditarias que en muchas ocasiones no se sabe que están presentes en su familia y que al detectarse mediante el tamiz ampliado pueden atenderse a tiempo para evitar daños irreversibles en los bebés.

Después de realizar la prueba en laboratorios de análisis clínicos  los resultados deben ser interpretados por un médico especialista para poder determinar el tipo de enfermedades que puede presentar el recién nacido y realizar las pruebas confirmatorias correspondientes, para establecer un plan de tratamientos y prevención.

El séptimo mito dice que la extracción de sangre en las pruebas de laboratorio debilita y descompensan el organismo. Esto es una total mentira, puesto que el ser humano posee entre cinco y seis litros de sangre aproximadamente, de acuerdo con su peso, talla y altura.

La extracción de los tubos necesarios para realizar las pruebas es mínima y va de cinco a quince mililitros y no ocasiona descompensación alguna, ya que el propio organismo se encarga de reponer la sangre sin ningún problema en cuestión de una o dos horas.

Aunque, en algunos pacientes la extracción sanguínea representa estrés y pueden tener efectos secundarios, como mareos, desmayos o vómitos, pero no se derivan de la sangre retirada sino de la forma en la que se reacciona. Por ello, es importante que les mencionen si han tenido este tipo de reacciones a los profesionales antes de realizar la extracción para que puedan ayudarlos y prevenir cualquier tipo de incidente.

El último mito que podemos mencionar dice que basta con realizarse una prueba de sangre general para detectar todos los padecimientos que una persona puede tener. En realidad, no existen pruebas generales.

Cada prueba realizada en un laboratorio determinar factores específicos del organismo. Lo más común es que su médico se apoye en el perfil de las pruebas para obtener información suficiente que al ser sumada con datos clínicos les permitan diagnosticar y tratar de manera oportuna una enfermedad.

Los análisis clínicos  son utilizados para confirmar un diagnóstico o dar seguimiento a un tratamiento, por lo que son herramientas de apoyo muy importantes para ustedes y sus médicos. En Cedimmont somos un centro de diagnóstico médico que cuenta con más de 20 años de experiencia, los mejores equipos y herramientas para la realización de todo tipo de análisis clínicos y de laboratorio. Contáctenos para brindarles más información acerca de nuestros servicios, los especialistas de nuestros laboratorios clínicos los atenderán y les brindarán el mejor servicio.

Sin categoría

Comments are disabled.

Abrir chat
¿Deseas agendar una cita?
Envíanos tus datos para agendar una cita para toma de exámenes de laboratorio
Powered by